ARGOS20:

El Fin Justifica los Polvos:

by on Nov.29, 2011, under Críticas y Reflexiones:

Estoy contigo, en tu cama, tu templo Zen… tu espacio más personal, casi mimético. Un morbo calmo pero creciente roza las sabanas de terciopelo. Pienso que hay mucho más, que el fin último no es sólo un polvo, necesito saber que el sexo con ella no es mas que un jugoso y excitante medio para alcanzar otros fines aún por concretar. No la conozco lo suficiente y, sin embargo, el ansia aprieta con fuerza. Nos sobra la ropa, nos faltan los besos. Ciegos de manos exploramos cada rincón del otro, mientras desafiamos la humedad relativa de dos lenguas con sed en un barra libre de licores afrodisíacos… Entonces, justo antes de profundizar, me para en seco, abre el cajón de la mesilla, saca una caja de doce, busca en su interior y me tiende el último preservativo. Ahora no puedo evitar en pensar en una caja que ya no es virgen, en cada uno de los orgasmos que ha dejado impresos en esta cama, en el último condón bastardo que precede al mio y que ha allanado el camino antes que yo, en el ultimo gemido que aun reverbera entre las paredes, en la condensación de la ventana que son restos de un aliento complaciente… No quiero ser uno más, uno de tantos, otro recuerdo impreso a modo de penetración y cuenta nueva. Pero no hay plan B para estas situaciones y pensando sin querer pensar en esto, intento que mi cuerpo no siga la senda de mi mente y obedezca a la flojera de mi pensamiento. Será que al final el fin justifica los polvos.

Comentarios desactivados en El Fin Justifica los Polvos: more...

El valor de un Abrazo:

by on Oct.04, 2011, under Críticas y Reflexiones:

Se inicia el contacto visual cuando estás de pié, frente a frente. Tu le miras. Ella te mira. Entonces extiendes los brazos y rodeas sus hombros. Se establece un contacto físico y ella te agarra por la espalda. Las cabezas se juntan, y te concentras para que la energía comience a fluir de tu corazón al suyo y viceversa. Se anulan todas las distracciones, pues es un abrazo sublime, largo, afectuoso, asexual y abierto. El tiempo se detiene a tu al rededor. Todo lo demás deja de existir. Te sientes más vivo que nunca porque formas parte de alguien. Su respiración se hace tuya cuando sientes el cálido aliento de su boca en tu cuello. Aprietas con fuerza, empujando su cuerpo contra el tuyo. Ella es el barco de vapor que te mantiene a flote en el oceano de tu alma. Tu, el tren de alta velocidad que guía su vida por la vía correcta. Ella es el avión supersónico que te eleva en el aire para llenar las nubes de recuerdos. Tu, el todoterreno que conduce vuestro destino. Sin pronunciar palabra alguna, le has dicho te quiero de la forma más pura y potente que existe. Y ella con un ligero beso en la mejilla, te responde sin despegar los labios con un yo también.

 

Comentarios desactivados en El valor de un Abrazo: more...

Tatuajes para el Arrepentimiento:

by on Oct.03, 2011, under Críticas y Reflexiones:

Tienes tatuado en el pecho el nombre de una mujer que significaba algo muy importante para ti y más de veinte simbolos por todo tu cuerpo que representan una ideologia que ya no compartes. Lo que creías que iba a ser amor eterno gravado a hierro fundido bajo tu piel, no fue más que algo pasajero que se desvanecio con el tiempo. Miras esa inscripción sobre la dermis y recuerdas el pasado, un pasado que no tiene sentido para ti. Tu amor se fue, y sus ideales con ella, pero los tatuajes siguen ahí, sobreviviendo al desgaste del agua, a la erosión del aire y, sobretodo, al arrepentimiento. Lo que llevas dibujado en el cuerpo ya no se corresponde con lo que piensas y sientes en la actualidad. A veces deseas arracarte la piel a tiras y otras, raspártela con papel de lija hasta borrar el dibujo, porque en la inconsciencia de tu adolescencia confusa te condenaste irreflexivamente a mirarte día a día al espejo y descubrir la fachada de una persona que ya no existe, pues ves que la imagen del hombre que está al otro lado proclama a gritos un mensage que ya desterraste, y del que intentas huir.

Los tatuajes no son sólo una rama artística relacionada con la pintura cutánea. Son un medio a través del cual podemos transmitir alguna afición, expresar el amor que sentimos por alguien, reafirmar visiblemente alguna ideología, ir a la moda o simplemente presumir para sentirnos mejor con nuestro cuerpo. Cada cual tiene sus motivos para grabárselos, sin embargo presentan un inconveniente. No se borran con el tiempo, al menos los que son indelebles. Cuando te los haces parecen la ostia de guaperrimos y reflejan lo que uno desea o siente en ese instante actual. Pero el tiempo pasa, y el espíritu de uno cambia, así como ciertos modos de pensar, las aficiones e incluso los amores.

Estan ahí para recordarnos quienes fuimos, que hemos hecho, y en que nos hemos convertido. Lo que demuestra que uno al observarlos, nunca podra dejar de lado su pasado y que las consecuencias de nuestros actos nos perseguiran eternamente.

Comentarios desactivados en Tatuajes para el Arrepentimiento: more...

Cómo Olvidar a Alguien:

by on Sep.20, 2011, under Críticas y Reflexiones:

-Tengo la necesidad de mutilar mi pasado, olvidarme de alguien, borrar todo recuerdo o toda asociación de ideas que deriven de esa persona. No, su nombre te importa un carajo. Puedo lobotomizar mi mente, pero acabaría con menos personalidad que las margaritas de mi madre. Puedo cambiar de rutina o de ciudad, pero no es suficiente, mi cabeza siempre viaja conmigo y me domina más que yo a ella. Lo sé, es muy puta. Podría incluso sustituir a esa persona por otra o por otras, pero no basta, a no ser que la novedad eclipse cualquier resquicio del pasado. Sin embargo, cuando tenga un mal día o este apenado, no habrá novedad que valga, porque los recuerdos siempre vuelven desde reconditos lugares de la mente para clavar sobre perforado, rascar sobre desgarrado, quemar sobre abrasado o follar sobre violado. Y las drogas matan y son caras. Y el alcohol solo anestesia y deja resaca. Maldita sea, ¿Como cojones te olvido?

-Mira, para empezar cierra la bocaza. Estoy hasta los cojones de tus babosadas. No crees que lo mejor sería no olvidarla. Piensa, tal vez te convendría no forzar el alma y recordar sin trabas. Únicamente dedicate a revivir los instantes bonitos que pasaste junto a ella. No te das cuenta, solo duelen los recuerdos que jamás serán. Tal vez solo te frustre no ser el dios del tiempo o no poder controlar qué será de ella sin ti durante el resto de tu vida. Si estará bien, o mal, si habrá decidido compartir su vida con otro o si, simplemente, no estará… Creeme, estás perdiendo el tiempo. Asique espabila coño.

Comentarios desactivados en Cómo Olvidar a Alguien: more...

Porque eres mi mundo:

by on Jul.07, 2011, under Críticas y Reflexiones:

De ahora en adelante, dejaré las firmes bases de los hechos y viajaré a través de los tenebrosos pantanos de tu memoria, hacia los matorrales de las conjeturas más salvajes de tu ser, por la tundra de lo desconocido hasta la inmensidad glacial de tus cavernas más ocultas. Volaré sobre un mar de dunas, cruzando los trópicos mas cálidos de tu cuerpo, para provocar un terremoto con epicentro en mi corazón que provoque un tsunami en tu garganta abisal y la erupción de un volcán en el desfiladero de tus piernas abruptas , que desplace el eje central de mi mundo alargando los dias en millonesimas de segundo, que para ti son años luz en el centro sideral de nuestra galaxia. Porque eres mi mundo, una estela en el firmamento, en armonía con el universo inexplorado de los sentimientos más fugaces e infinitos, que hace brillar la constelación de mis sentidos en el espacio más oscuro y vacio de mi vida.

Comentarios desactivados en Porque eres mi mundo: more...

Muerte:

by on Jun.16, 2011, under Críticas y Reflexiones:

Pasa inexorablemente ante tus ojos tu vida en imágenes: una infancia rota por la perdida de tu madre, una adolescencia marcada por las palizas de tu padre, una época sumida entre sustancias antidepresivas, el día que la conociste… Un frió hormigueo se extiende como las sombras por todo tu cuerpo, el cual yace inmóvil, victima de un letargo inducido. Entonces sucede sin más, de la forma más simple y sencilla. Dejas de sentir, de percibir, y se hace el silencio. Una llama se apaga en tu interior, dejándote en estado cataléptico a ojos de nadie. Te debates entro dos mundos, eres sin estar y estas sin ser mientras flotas al libre albedrío en un espacio incognoscible para tu mente. Te has desesperado con su espera, te has angustiado con su rapidez y te has obsesionado por detener su paso, pero al final tu alma ha sucumbido bajo los encantadores brazos de la muerte, que caprichosamente se ha abalanzado sobre ti, como una vieja amiga.

 Hundido en la volatilidad del éxito atrancado en la nostalgia, te convertiste en un hombre que ahogaba sus frustraciones de perdedor diplomado entre estupefacientes varios. Ajeno al mal que te inundaba por dentro, dejaste tu destino en manos del azar para calmar la ansiedad que corroía tus entrañas. Ahora eres consciente de que cada acción tiene una consecuencia que no necesariamente se manifiesta de inmediato sino que se hace efectiva en algún momento, de forma inesperada, para formar un hecho aún más complejo, un hecho que puede llegar a matarte, a despojarte de tus seres más queridos.

 Alguien suplica entre llantos, una voz humilde y sumisa. Dice que te quiere, que te quiere mucho, quizá demasiado. Dice que no la abandones, que no puede vivir sin ti. Necesita abrazarte, ocupar un lugar en tu corazón, un lugar muy especial, más que cualquier otra cosa. Arde en deseos de permanecer a tu lado, sus arrepentimientos son ecos sordos del pasado olvidado, y sus súplicas, gritos del abismo que agonizan de dolor. Tantos años luchando por ella y es ahora cuando sus labios dicen lo que tantas veces deseaste escuchar. Tanto sufrimiento, tanto dolor, todo en vano. Jamás podrás complacerla, dibujar una vida feliz en torno a su cuerpo de perfección casi divina y angelical. Ha esperado demasiado tiempo. Es demasiado tarde. Por qué ahora. Por qué no hace dos días. Y todo sería diferente. Una decisión, una elección, solo una lo habría cambiado todo para ti. Increíble como la más sencilla de las elecciones puede determinar tu destino en la realidad caótica que conforma tu razón de ser. Entonces piensas que la muerte no es más que un viaje que realizan dos amigos al separarse para atravesar los mares, piensas que seguiréis viviendo el uno en el otro, que os amaréis en una realidad omnipresente y en dicho divino espejo os veréis las caras. Tal es tu consuelo, que aunque se diga que has muerto, tu amor, tu amistad y su compañía, jamás desparecerán, porque éstas son inmortales.

Comentarios desactivados en Muerte: more...

Mi querida ZORRA:

by on Jun.16, 2011, under Críticas y Reflexiones:

Atravesando hueso y carne me insertaré un boli Bic en la sien para teñir de negro las neuronas frustradas de mi conciencia. Me graparé el prepucio a la altura del capullo para evitar empalmarme con tu mirada. Te meteré una regla por el culo para medir la cantidad de mierda que te representa. Te clavaré un compás en los pezones para circuncidar la aureola de tu prepotencia. Te pondré chinchetas en los ojos para tapar las lagrimas de cocodrilo y usaré la goma para borrar la infidelidad de tu clítorix desgastado. Luego cogeré las tijeras para cortar los dedos que utilicé para complacerte y clavaré un típex a la altura de mi pecho para blanquear los sentimientos de mi corazón destrozado. Escribiré con rotulador permanente la palabra ZORRA en tu frente y, por ultimo, alquilaré una casa pequeña en la que no quepas para olvidarte.

Comentarios desactivados en Mi querida ZORRA: more...

Cuando sale la mala ostia:

by on May.02, 2011, under Críticas y Reflexiones:

Tengo todo, te tengo a ti, a ti también, incluso a ti… entre mis brazos, entre mis piernas, a ti siempre, siempre tengo todo lo que necesito, lo que quiero… pero no, no es suficiente, no lo es, nunca lo ha sido, nunca, siempre igual… perfeccionandolo todo. Me exijo a mi, te exijo a ti, le exijo al mundo… demasiado, demasiado exijo a la vida… ¿por qué? No lo se… o quizás si. Quizás si, pero no, no puedo, es superior a mi. Ya basta. Ser un igual, un igual aquí perdido de cojones… que dirección coger, que rumbo, que destino… no se. No sabes que yo sé lo que tu no sabes que sé. Y sin embargo sé menos de lo que piensas que yo pienso que sé. ¿sabes? Y si muero mañana, qué me quedará… se olvidarán de mi. Nada, soy uno más. No soy importante. Soy uno entre muchos… muchos los que me rodean, muchos como yo, e iguales, e indiferentes y semejantes… Alguien cualquiera, que duerme, come, trabaja, se relaciona, que folla besando, que besa chupando, que chupa lamiendo, que lame y se corre… y busca la felicidad, que no existe. Me oyes… ¡no existe! Si, mentalizate, quejate… dale la espalda al mundo, mundo de mierda… que jamás aprenderá, jamás abrirá los ojos. Jamás de los jamases. Forever jamás. Hasta que nos demos por culo a nosotros mismos… nosotros mismos, te das cuenta. Yo si, por eso estoy hasta el culo, hasta la polla, y viceversa… del mismo modo y en sentido contrario, inversamente proporcional aunque antagónicamente al revés del derecho firme. Enderézame coño, ya no se lo que digo, lo que digo es que deliro… y ya no se si te sigo, y me arrastro, y te persigo y te agarro y te deshago… que mas da lo que hago si me cuesta, toma esta… ya no se si me presta.

 

Comentarios desactivados en Cuando sale la mala ostia: more...

El Primer Beso:

by on Abr.06, 2011, under Críticas y Reflexiones:

En lo alto de un acantilado, contemplo junto a ella la mezcla cromática del cielo al atardecer de un caluroso día de verano. Tiene caracolas en los pies, salitre en el pelo y por encima del bikini asoma una marca casi reflectante que me incita a la lujuria. Entonces me mira con sus ojos cristalinos y me da un beso cargado de electricidad estática que me enciende por dentro haciendo subir la marea de mi corazón. Mueve los labios al ritmo de las olas que rompen en mi lengua mientras se pone el sol que mira con envida ultravioleta desde el horizonte. Su boca sabe a polo de limón y su cuello huele a loción solar. Y pienso que soy el hombre más feliz del mundo, pues la pleamar de mis sentidos alcanza su punto álgido cuando la brisa marina acaricia mis hombros formando remolinos a la altura de mi cuello, justo detrás de la oreja, hasta que sale la luna y brillan las estrellas… ella la que más, la que más en todo el mundo.

Comentarios desactivados en El Primer Beso: more...

Remolinos Mentales:

by on Mar.30, 2011, under Críticas y Reflexiones:

Pensaré en ti los dias impares que acaban en dos y pensaré en mi el resto de las noches. Te querré como quiere un leon a su cebra aledaña. Saltaré de alegría sobre charcos secos y arrancaré petalos de capullos en flor que dicen “me quiere”. Me acordaré del olor a lavanda y electricidad estática de tu jersey recién quitado y sudaré por los poros de la piel que son pozos sin fondo del deseo urgente, del tacto ciego. Si me olvidas rebentaré la tierra con mis puños y desvordaré océanos a patadas. Y alquilaré un casa pequeña en la que no quepas para hecharte de menos, y cogeré un pelo tuyo de la mesilla de noche y me lo ataré en la polla, y lo dejaré ahí hasta que me olvide de él y acabe llorando semen por obstrucción facultativa.

Comentarios desactivados en Remolinos Mentales: more...

El caso es Quejarse:

by on Feb.27, 2011, under Críticas y Reflexiones:

Nos levantamos todos los días para proseguir con nuestra rutina, un ir y venir de acciones repetitivas que sirven para alcanzar la felicidad. Muchos de nosotros no estamos viviendo en condiciones, nos estamos dejando guiar por las circunstancias que nosotros mismos y los demás nos han impuesto. Somos inconformistas por naturaleza, desde que nacemos y vemos la luz por primera vez , removemos cielo y tierra para no quedarnos con la realidad que nos ha tocado vivir. El pobre quisiera ser rico, el rico más rico aún, y el hombre más rico de todos resulta que daría lo que fuera por recuperar a su difunto perro Bobby. El que acaba una carrera universitaria se bajaría los pantalones con tal de conseguir un trabajo digno que compense los seis años de esfuerzo intelectual adquiriendo conceptos inútiles, y el que trabaja desde los dieciocho desearía tener un titulo universitario para poder ascender en su empresa de mierda. También somos inconformistas con nuestro aspecto físico: las rubias quieren ser morenas, las morenas rubias, las de pelo liso se lo rizan y las rizadas se lo alisan. Parece que algunas personas cambian de aspecto aprovechando cambios importantes en su vida, como si el físico influyera en su psique o viceversa. En el complejo mundo de los complejos, el feo quisiera ser guapo, el guapo más guapo aún, y el más guapo de todos preferiría ser un puto orco de Mordor con tal de tener un rabo mas largo. El soltero desearía tener pareja para no sentirse solo, y el que tiene pareja desearía estar soltero para follarse a la hija del vecino que está cachonda en exceso. En realidad el inconformismo es la pura ironía que nos mantiene con vida en la monotonía de nuestros actos, es el despertar de inquietudes, que nos incita a saber más, que nos proporciona ese grado de curiosidad que nos aporta la vitalidad necesaria para dar unos pasos más en el camino que marca nuestro destino.

Comentarios desactivados en El caso es Quejarse: more...

La gota que colma el vaso:

by on Ene.25, 2011, under Críticas y Reflexiones:

Hundido en el sofá de la habitación, mantienes los ojos clavados en el cristal de la ventana, donde las gotas de lluvia se deslizan cual lágrimas de dolor, observando una calle que no importa. Estas triste por nada, sin motivo exacto; con una herida abierta que sangra constantemente, sin gasas ni alcohol ni torniquete que valga. Ya nada te entretiene, ni siquiera la música de fondo que suena para ti. Tampoco sirve de nada buscar entre las entrañas mas profundas de tu ser, pues no hay motivos ni conclusiones para esa falta de animo. Hoy despertaste así quizá por culpa de un sueño lucido convertido en pesadilla o tal vez victima del típico cúmulo de problemillas que no son importantes por sí mismos, pero que si se entremezclan o colman el vaso de tu paciencia, te joden vivo, casi tanto como aquel que trata de pintar de rojo las paredes metiendo la mano en un ventilador. Pareces distante, tímido, reservado… no hablas de tu vida porque piensas que no le importa a nadie lo suficiente, y es precisamente por eso, tanto acumulas, que acabas explotando. Quizás abrirte a mi no conseguirá solucionar tus problemas, pero al menos podrás vaciar un poco el vaso y dejar un hueco en el alma para lo que pueda venir después. Te has sentido estupido, imbecil, gilipollas… en lo mas profundo de tu corazon te has convencido y aferrado a un idea equivocada, una mentira que tu mismo has inventado y construido. Haz uso de tu instinto de supervivencia y haz que suceda algo que te haga saltar como un puto resorte y te incite a tomar la única opción posible: la vida en si misma tal y como es como fin para alcanzar una meta, tu meta. 

 

Comentarios desactivados en La gota que colma el vaso: more...

Esas Cenas Putas:

by on Dic.10, 2010, under Críticas y Reflexiones:

Todos sabemos que la estupidez humana no conoce límites, pero colega, una cosa es que la estupidez sea infinita y otra muy distinta que seamos además de estúpidos, gilipollas. Estoy rabioso, ya que, ultimente las empresas no tienen otro afán que meternos un dedo por el culo sin ni siquiera darnos algún lametoncito en la oreja para que el dolor sea más llevadero. Y digo esto porque es de delito penal que ademas de todo esto, haya gente tan sumamente anormal que decida ir a una cena de empresa que para mas inri pague de su bolsillo maltrecho. Se pasan todo el año diciendo lo cabrones que son sus jefes, lo poco que aguantan a los lameculos de sus compañeros, quejándose de las muchas horas que se echan en el curro donde la conciliación familiar es una utopía inalcanzable y, sin embargo, pagan cincuenta euros para irse a un puto restaurante de mala muerte donde te ponen comida de mierda a precio de infarto y se dedican a reirle las gracias a sus superiores, cuando en realidad lo que desean es reventarles en la cara un copa de vino y que una de las aristas del cristal se le clave en el globo ocular y se lo raje como en aquella película. Así es como muchas empresas fomentan el buenrollismo ficticio colgándose la medallita a costa del dinero de sus empleados. Otro caso de juzgado de guardia, es el de las cenas de clase. Un concilio de frikis hipócritas altamente alcoholizados que tratan de integrarse en una sociedad que les repudia por selección natural. A éste grupo le sumamos el de las putillas que carecen de cociente intelectual, el exhibicionista de turno que trata de exteriorizar su faceta de imbécil para llamar la atención y el chapón al que todos intentan pervertir o dejar en ridículo. A veces me dan ganas de clavarme un boli Bic en la sien para teñir de negro las neuronas frustradas de mi conciencia ante tal derroche de gilipollez humana, pero es lo que pasa cuando cenas con individuos que pretenden hacerse fotos en plan “tu y yo somos amigos, pero cago compañeros mejores que tu” o “molas mucho tía, pero no me pidas los apuntes falsa de mierda”. Yo, por mi parte, este año no iré a ninguna cena de empresa porque no me sale de la punta del cipote, y menos a una de clase, básicamente porque no estudio. Me quedo con mis amigos, que son los que valen la pena y me alegran la vida.    

              

                                                                                           

   

Comentarios desactivados en Esas Cenas Putas: more...

Blasfemias:

by on Nov.23, 2010, under Críticas y Reflexiones:

Si tengo un buen motivo para levantarme todas las mañanas, es la incertidumbre de no saber que pasará a lo largo del día, la semana que viene o el mes próximo. Difiero en todo lo que dicen los católicos, musulmanes, protestantes, baptistas, esbirros de la iglesia y demás adoradores de lo macabro; la vida no es un medio para ganarte tu propia butaca VIP en el cielo de los zombies, sino un fin en si mismo. Viven y vivirán por siempre reprimidos, sin follar, sin emborracharse, sin blasfemar, sin comer carne, ni deseando a la mujer del prójimo… porque claro, todo ello les restaría puntos en su carnet de socio imaginario para ascender espiritualmente a las manos de “aquel que no debe ser nombrado”. Yo prefiero seguir mi instinto animal, mi instinto visceral, mi instinto humano, sin saber que pasará, sin echarle la culpa a ninguna maldita deidad inventada o maquillada o metaforizada.

Si mañana, por ejemplo, me como la ostia del siglo y acabo en coma, no quisiera que mis amigos le pidieran a algún dios mi pronta recuperación, personalmente preferiría que se lo pidieran al medico de guardia, a mi cirujano o a la enfermera cachonda de turno. Y si al final, acabo exhalando mi último aliento, tampoco querría que nadie dijera algo en plan: “se ha ido porque dios lo hizo así, pero denunciaré al medico por negligencia”.

En fin, las religiones son peligrosas. Odio que frustren ese regalo de dios que es el orgasmo, un buen filete a la brasa, que te la coman de lado, la tentación en sus múltiples manifestaciones, tomar diez cubatas de penalti, ver una porno mientras te masturbas, etc. Anulan el libre pensamiento, y yo, como ser libre que soy, bien a gusto me acabo de quedar soltando toda esta reflexión por la boca. Espero no haber herido la sensibilidad de nadie.

 

 

Comentarios desactivados en Blasfemias: more...

Mas Pensamientos antes de Dormir:

by on Nov.13, 2010, under Críticas y Reflexiones:

Estoy mirando las estrellas, están tan lejos… y su luz tarda tanto en llegar a mi… lo único que veo de las estrellas son sus viejas fotografiás. Pero estamos en Octubre de 2010 y estoy despierto a las 05:56 de un Martes cualquiera, casi puedo oír el silencio… ahora prefiero esta quietud, pero estoy harto, harto de las personas que me hacen sentir atrapado en una maraña de problemas que conforman de sus vidas… desearía que toda la escoria del mundo estuviera en una sola garganta, y tener mis manos en torno a ella para estrangularla y saciarme a gusto. Pero no es posible, por eso me asomo a la ventana y grito:

ESTOY HAAASTAAA LOSSS COJOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOONEEEEESSSSSSSS!!!!!!!!!!!

Que bien me siento, ahora podre dormir tranquilo, aunque solo, pero tranquilo… quizá con la ilusión de despertar acompañado de alguien, con la ilusión de despertar para cambiar las cosas y hacer que los sueños, mi sueño… no se esfume, aunque haya vuelto a la realidad.

Comentarios desactivados en Mas Pensamientos antes de Dormir: more...

Otro Relato de un Toxicomano:

by on Nov.13, 2010, under Críticas y Reflexiones:

De repente, el centro gravitatorio del habitáculo cambia de posición con respecto al eje central. La cama hace un invertido de noventa grados hasta escupir la almohada por la ventana. El espejo que cuelga de la pared gira en el sentido de las agujas del reloj de forma descontrolada, los cristales tiemblan de frió, las tuberías emiten orgasmos y el suelo se resquebraja, cual puzzle en ebullición. El cambio es tan brusco que pierdo el equilibrio y antes de precipitarme por la ventana, con la edición coleccionista de algún CD simbólico, consigo sujetarme a la lampara que cuelga del techo. Rápidamente, la ventana de mi habitación se situá bajo mis pies deglutando los muebles, el cenicero y las revistas porno de mi mejor amigo. El techo se convierte en una de las paredes verticales del habitáculo y una masa informe de colillas chupadas empieza a flotar en el aire…

En fin, voy de coca hasta la punta del cipote. Lo se, porque conozco este mundo como si lo hubiera esnifado. Muevo las cejas y la mandíbula delante del espejo mientras hablo conmigo mismo en tono conciliador, muy rápido, muy “tu y yo somos amigos”. No parezco haberla mezclado con alcohol ni cualquier otra sustancia mentedilatadora. Huelo a champú, loción de afeitado y gomina extrafuerte. Visto chaqueta, corbata y camisa blanca recién planchada. Puede que haya sido una noche larga: sexo, drogas y luego ducha a modo de borrón y cuenta nueva, que mañana que ya es hoy sera otro día. Ahora son las dos y media de la tarde, pero las nunca y las siempre para mis fosas nasales. Soy violador del tiempo y soñador sin sueño, atento a todo desde una dimensión que solo existe en mi subconsciente psicotrópico. Intento pertenecer a mundos paralelos, huyendo de la realidad fría que conforma lo que se conoce por universo. Quiero volar a dos palmos, sentirme crecido, seguro de si mismo, especial, sin complejos, ágil de mente o ausente según los gramos que me toquen hoy. Cuando tengo un bajón despliego una papelina, sin saber ni controlar cuando ella me desplegará a mi, un principio ideal pero sectario para mi mente. Comienzas consumiéndola hasta que ella te consume a ti, y a tu economía por muy solvente que sea, y a los amigos de farra que luego no resultan serlo tanto, y a tu familia y a tu entorno preadicto. Es una trampa. La trampa del polvo blanco, esa gran so hija de… que te atrapa y no te deja escapar.

Comentarios desactivados en Otro Relato de un Toxicomano: more...

Carta para AMIGO VERDADERO:

by on Ago.14, 2010, under Críticas y Reflexiones:

Hola AMIGO VERDADERO. Estas sentado cómodamente frente a la pantalla del ordenador. Tu gesto cabizbajo denota cansancio, sin embargo, tus ojos se esfuerzan en interpretar esta agrupación de píxeles lumínicos, esta serie lógica de palabras que en su conjunto forman una frase destinada a acaparar tu tiempo, tu interés y tu atención. Ahora descubrirás el secreto que esconde este texto que, por supuesto, tiene que ver con un AMIGO VERDADERO. Pero te advierto, esta carta va dirigida únicamente a un AMIGO VERDADERO, por lo tanto, asegurate de ser un AMIGO VERDADERO y no otro AMIGO VERDADERO que imagines. Sin más motivación que hablar con un AMIGO VERDADERO, doy comienzo a mi revelación. Ésta me sobrevino cuando quise demostrar a un AMIGO VERDADERO el significado de ser un AMIGO VERDADERO. Como buen AMIGO VERDADERO que eres, me aceptas tal y como soy. Calmas mis temores y elevas mi espíritu por encima del resto. Te entregas incondicionalmente, pues me comprendes, me valoras y caminas a mi lado. Me gritas si es necesario, cuando no quiero escuchar , y marcas una diferencia en mi vida, una diferencia que no tiene precio y vale más que cualquier otra cosa. Dices la verdad cuando necesito escucharla y mantienes cerca tu corazón en los malos momentos. Si has llegado hasta aquí, querido AMIGO VERDADERO, ya sabrás si eres un AMIGO VERDADERO o no. En cualquier caso, la respuesta es incierta para mi. Sin embargo, yo creo en el AMIGO VERDADERO, y sé que cuando caiga por un agujero, será mi AMIGO VERDADERO el primero en agarrarme y levantarme para darme un gesto de amistad tan simple, tan sencillo y tan valioso, como un abrazo.

Comentarios desactivados en Carta para AMIGO VERDADERO: more...

La ciudad que nadie quiere ver:

by on Ago.12, 2010, under Críticas y Reflexiones:

Al anochecer conduzco mi coche por la cara B de la ciudad, esa que nadie quiere ver porque estorba, esa que nadie quiere oír porque molesta, esa que nadie quiere tocar porque duele y esa que nadie quiere lamer porque pica. Papelinas que cambian de manos, bandas callejeras con objetos punzantes bajo el brazo, yonkis de la puta vida, desahuciados que buscan un hogar, ocupas por necesidad, abortos de Dios pidiendo limosna a las puertas blindadas de la Iglesia.

A mi derecha, un parque arbolado se oscurece para convertirse en un paraje inhóspito de condones usados que rezuman a sexo barato y agujas infectadas de sangre coagulada. Debajo de un puente mugriento, dos mendigos se pelean por el cartón de un televisor de plasma de cincuenta pulgadas, mientras otro enciende una hoguera en el interior de un barril oxidado. Continuo y en la próxima esquina una prostituta se acerca y clava sus pezones en la ventanilla de mi coche. Dice que me la chupa por diez euros, le digo que no, que ya vengo chupado de casa. A escasos diez metros, un niño de ropas raídas introduce su mano en el bolso de una turista despistada para robarle la cartera. Continúo y en el próximo semáforo, el padre de uno de esos niños buscavidas me limpia el parabrisas con un trapo andrajoso. Bajo la ventanilla, le doy una moneda y sonríe mostrando sus dientes de oro. Acto seguido se acerca un hombre de gesto cabizbajo ofreciendo pañuelos de papel por un euro el paquete. Su voz entrecortada suplica dinero para poder mantener a sus hijos que estudian en la universidad, sin embargo, la gelatina mórbida de sus ojos anodinos dice que miente. Le ignoro y subo la ventanilla antes de que introduzca su mano infecta en el interior de mi coche y alguna pústula reviente impregnando mi cara de pus. Se pone el semáforo en verde, pero espero para dejar pasar a un grupo de senegaleses con mantas llenas de CD´s que huyen de la policía. Giro a la izquierda en el próximo cruce. Un perro deambula cojeando por el borde de la acera con la cabeza baja y la mirada triste, un peluche destrozado de ojos ensangrentados y dientes rotos de intentar comer piedras. Aparco al lado de una colmena de edificios, bajo del coche y escondo el arma bajo la chaqueta, una del calibre nueve. Saco el sobre del bolsillo trasero de mi pantalón: nombre, dirección y fotografiá de la chica. Observo la zona un instante y pienso: será silencioso, será discreto y, sobretodo, será mortal…

 

 

Comentarios desactivados en La ciudad que nadie quiere ver: more...

Lágrimas Sordas:

by on Jul.03, 2010, under Críticas y Reflexiones:

Se sentaron en el banco del parque, al otro lado de la carretera. Ella se mordió los labios y rompió a llorar procurando que no se notara. No conozco lágrimas más sinceras que esas, las que surgen sin querer y se intentan esconder, las que suenan sordas porque no quieres que nadie te pregunte, se preocupe o sepa siquiera que existes. Sus gafas traslúcidas me impidieron ver el foco de esas lagrimas, pero no su rastro. Sus gotas también se regían por la ley de la Gravedad, aunque la gravedad de sus motivos intentaba retenerlas dentro. Por eso, cuando su primera lagrima asomó por debajo de las gafas se apresuró a arrastrarlas con el dedo, cual limpiaparabrisas de dolor. Pronto se convirtió en un rió salado de tristeza que bordeaba la nariz y desembocaba en la boca.

A él también se le empañaron los ojos. Porque lo que estaba viendo le perforó el pecho, y la siguiente lagrima fue suya. Entonces le dio un abrazó y hundió la nariz en su cuello y ella le agarro con fuerza y emitió un llanto desgarrador.

Comentarios desactivados en Lágrimas Sordas: more...

Relato de un Toxicómano:

by on Abr.20, 2010, under Críticas y Reflexiones:

Tengo veinte años y deambulo por la vida humeando como si no hubiera un mañana mientras me relajo chupando cigarrillos. Estoy en un momento oscuro, precipitado, me olvido de los que están a mi alrededor, de los que esperan mi auxilio. Ellos también están asustados, ellos también tienen el pulso agitado, el corazón acelerado, y también tienen miedo, casi tanto como yo. Estoy aturdido, una vez estuve en la cima como tu, pero no pude hacer nada para detener mi caída. Ahora siento temor al descender pues no se que sucederá al final del precipicio. Tengo miedo a morir, a no poder parar nunca. Suficiente tengo con aguantar las miradas lujuriosas de las viejas zorras de la parada del bus que ansían tomar el asiento de mi vida y tomar otra dirección. Pero sigo cayendo, una y otra vez, tropezando con la misma piedra, haciendo caso omiso a mi amigos, a mi familia.

Perdido en una sociedad que me margina por infeliz, la única opción es seguir metiéndome polvo blanco por la nariz. Es entonces cuando todos mis sentidos se estimulan de forma descontrolada denotando un cúmulo de sensaciones excitantes en mi cuerpo que hacen enardecer el alma. Envuelto en un remolino eléctrico de experiencias psicotrópicas, los pies se elevan del suelo cual avión supersónico para sumirme en un campo de ingravidez total, perdiendo así la noción del tiempo y del espacio. Subido en aquella montaña rusa de descontrol, mi vagón se invierte ciento ochenta grados sobre la horizontal para catapultarme de nuevo boca abajo, y sin arnés, por un vertiginoso abismo de miedos y mentiras cuyo final no alcanzo a ver.

Pero me despierto entumecido entre sábanas que no son sabanas , sino toallas húmedas puestas a mi alrededor para enfriar mi cuerpo, un cuerpo enclenque que tiembla cual volcán en erupción expulsando espuma por la boca y ríos de sudor candente. Tumbado en aquella cama, contemplo a conciencia cada una de las esquinas del habitáculo en el que estoy encerrado. Escudriño cada rincón en busca de un cilindro que relaje mis entrañas. Cada segundo que pasa siento que la habitación se hace mas pequeña, que las paredes quieren abalanzarse sobre mi para emparedar mi cuerpo y que el techo trata de oprimir mi pecho con la ayuda de un suelo que empuja hacia arriba dando patadas de angustia. Atrapado en aquel zulo, mi único deseo es fumar un cigarro, inhalar y exhalar gas tóxico producto de una combustión incompleta para que mis alvéolos pulmonares rezumen petroleo, alquitrán y brea, acumulando cenizas en sangre e inmundicia en vena. Quiero enrojecer mis ojos anodinos y convertir la nariz en un barranco de lagrimas saladas para calmar mi ansiedad. Ya no puedo más, me levanto y veo reflejado en el espejo a un hombre pálido de aspecto enfermizo, encerrado en una masa de carne pútrida cuyo hedor convierte cada respiración en una nube de humo asfixiante de la que no puede escapar. Pero puede elegir, puede cambiar. Siempre he dicho que quien no se quiere a si mismo poco puede querer a otra persona, sin embargo, todas las mañanas al despertar, se presenta ante mi el eterno dilema existencial sobre mi destino frente a ese espejo, esa superficie lisa y brillante que refleja la realidad tal y como es.

 

 

 

Comentarios desactivados en Relato de un Toxicómano: more...